miércoles, 11 de enero de 2012

HACE DOS AÑOS…

El pueblo haitiano aún espera la refundación del país, después de sufrir, hace dos años, un devastador terremoto que costó la vida a unos 316 000 personas, unas 350 000 quedaron heridas y más de 1,5 millones de personas quedaron sin hogar, según datos oficiales dados a conocer por el entonces Primer Ministro Jean-Max Bellerive en el primer aniversario del sismo.
El terremoto ha sido calificado como el de mayor magnitud (7 grados en la escala de Richter) registrado en Haití en doscientos años.
Muchas viviendas colapsaron y edificios gubernamentales de construcción más sólida se derrumbaron como el Palacio de Gobierno. La Catedral de Puerto Príncipe quedó en ruinas. Miles de familias lo perdieron todo y muchas quedaron bajo los escombros. Las plazas y parques se poblaron de cuanto pudieron recuperar para tratar de levantar un rudimentario techo para sobrevivir. Hoy y mañana en diferentes lugares del país orarán por las víctimas y seguirán pidiendo la bendición que cambie la situación precaria en que viven. Mientras la Brigada Médica Cubana, que lleva ya 13 años de colaboración, sigue brindando su ayuda solidaria como lo hizo en el momento del terremoto. Aún la ruina y la desolación siguen reinando en Puerto Príncipe. Prevalece la miseria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario