miércoles, 28 de enero de 2015

Soldado de la palabra

























Desde pequeño hemos crecido con la imagen de Martí y la Edad de Oro. En las aulas hemos conocido de su prosa, de la fuerza de su palabra y de su incesante peregrinar por la libertad de su Patria. Sin dudas es un soldado de la palabra, para todos los tiempos.
Hace unos meses atrás, transitando por las carreteras de Holguín, aprovechando hacer fotos al paso, encontré una imagen de una casa de bloque sin repellar, el jardín colmado de matas de fruta bomba, plátano y flores, al lado de la verja, encima de una piedra, un rústico busto del Héroe Nacional José Martí.
Es grande su obra, lo mismo es admirado por los niños, un campesino o por un  afamado intelectual. Martí dejó de ser, hace muchos años, solo de Cuba, su prestigio y su prosa lo hicieron universal.
“No merece escribir para los hombres quien no sabe amarlos”; “Si el periodismo ha de ser un culto, que lo sea a la virtud; no debe hacerse de la pluma arma de satírico, sino espada de caballeros” escribió el Apóstol en su momento.
Él mismo define el periodismo, o al periodista, como un soldado de la palabra; es decir, alguien que está luchando con un arma que le es particular que es la palabra, la palabra escrita, la palabra difundida rápidamente, inmediatamente, efímeramente para defender una concepción humana.
Ignacio Ramonet, periodista, profesor universitario y reconocido Teórico de la Comunicación en la III Conferencia Internacional “Por el Equilibrio del Mundo”, en La Habana, el 29 de Enero de 2013, se preguntó:
¿Qué haría hoy el joven Martí para difundir sus ideas? Y yo pienso que si Martí tuviese hoy dieciséis años, digamos, sería sin discusión un bloguero, un facebuquero, un twittero. ¿Por qué lo afirmo? Porque todos sabemos que José Martí fundó a los dieciséis años su primer periódico, que se llamaba El Diablo Cojuelo. Lo fundó aquí, en La Habana, en la calle Obispo, el 14 de enero de 1869. Dieciséis años tenía, una precocidad excepcional, pero una precocidad que se entiende en un joven inquieto.
Y continuó Ramonet reflexionando: En el primer número de ese diario, en el editorial que escribía José Martí, de ese diario que el creaba a los dieciséis años, escribe Martí lo siguiente: “Nunca supe yo lo que era el público, ni lo que era escribir para él” -escribir para el público- “más a fe de diablo honrado, aseguro que ahora como antes, nunca tuve tampoco miedo de hacerlo”. O sea que ese joven de dieciséis años no tenía miedo de dirigirse al público, exactamente como cualquier adolescente joven de hoy, facebuquero o bloguero, o twittero que no tiene miedo de escribir para el público, para un público que desconoce; y no solo escribir, sino difundir fotos o videos en Youtube o en otras redes sociales. En eso, José Martí, como en otras cosas, era un joven moderno, era un joven de su tiempo, era un joven de la modernidad de su tiempo, porque en 1869, el periodismo, de hecho, estaba naciendo.

domingo, 25 de enero de 2015

Después de la contienda














Transcurrieron más de cincuenta años para que Cuba y EEUU se sentaran frente a frente a negociar, en igualdad de condiciones, el restablecimiento de las relaciones entre ambos países.
Solo es el comienzo. Sigue como ley el bloqueo a nuestro país y la política pies secos, pies mojados y la secretaria asistente de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, el viernes pasado, enfatizó que su país está cambiando la táctica o la forma de implementar su política pero no ha abandonado sus fines.
Josefina Vidal Ferreiro, Directora General para EEUU del MINREX, quien presidió la parte cubana, en cada contacto con los periodistas acreditados para la ocasión, dio muestra de profesionalidad, preparación y sobre todo argumentación en cada uno de los temas abordados.
Para la cobertura de las rondas migratorias, así como de las conversaciones para el restablecimiento de relaciones, se acreditaron cerca de 200 periodistas; de 53 medios de 18 países un total de 117 periodistas extranjeros y 75 periodistas de la prensa nacional de 29 medios; todos de agencias, prensa escrita, radio, televisión y medios digitales.
Haciendo un análisis después de la contienda pienso que en ocasiones los intereses de organizadores y prensa no coinciden en cuanto a organización se refiere. El tema es noticia para el mundo y la inmediatez, así como la búsqueda de la mejor imagen es imprescindible para cualquier gráfico presente en el lugar.
No importa que amanezcas en el punto de revisión técnica, si después salen todos juntos para el área de cobertura, los que amanecieron y los que llegaron justo con la hora límite. Para evitar aglomeraciones sería justo revisar por grupos de llegada y pasarlos indistintamente hacia el lugar. Evitan las moloteras y las consecuencias de estas.
Para quienes nos visitan en funciones periodísticas en coberturas de esta índole sí funciona el “palo periodístico”, por ello le pagan y a toda costa buscarán cumplir con su acometido.
Recuerdo hace unos años, en Italia, cuando Fidel fue recibido en el Palacio de Gobierno, que en un gran salón, a ambos lados se ubicaron tarimas de varios escalones y en el centro se encontraron los dos protagonistas de la noticia, se saludaron, miraron hacia la derecha y después a la izquierda. Todos los gráficos tuvieron la imagen y como si fuera poco, cuando comenzaron las conversaciones oficiales, primero entraron los fotoreporteros en grupos de a diez y después de la misma forma los camarógrafos. No hubo molotera, empujones o la ley del más fuerte.
Cada acción, si la analizamos y sacamos conclusiones, nos permite obtener mejor resultado en momentos venideros.


miércoles, 21 de enero de 2015

El valor de una escalera.













Confieso que desde 2006 no usaba la escalera de dos pasos. La última vez que jugó su papel como medio auxiliar de coberturas periodísticas importantes fue con el último viaje que hizo Fidel al exterior, a Córdoba, Argentina. 
Anoche la limpié y hoy volvió asumir su papel en la cobertura de la 28 Rondas de Conversaciones Migratorias entre Cuba-EEUU celebradas en el Palacio de Convenciones en La Habana.
Para este hecho noticioso hay acreditados cerca de 200 periodistas que representan a más de cuarenta medios importantes del mundo.
Coberturas masivas recuerdo la Cumbre de los Países No Alineados, la visita de Mijaíl Gorbachov , la visita de Juan Pablo II y como es de interés, las reuniones entre cubanos y norteamericanos para comenzar las acciones del restablecimiento de las relaciones, después de más de 50 años.
Las fotos por si solas dirán si valió la pena cargar con la fiel escalera.



lunes, 12 de enero de 2015

Haití sigue pendiente.

















El pueblo haitiano y la comunidad internacional conmemora hoy el quinto aniversario del devastador terremoto del 12 de enero de 2010, de 7,3 grados en la escala de Richter que cobró la vida a más de 222 mil personas y pérdidas materiales calculadas en siete mil 900 millones de dólares.
El presidente Michel Martelly denunció que el país sólo ha recibido cuatro mil millones de dólares de los doce mil millones comprometidos por la comunidad internacional para la reconstrucción del país.
"El Haití de hoy no quiere donaciones ni ayuda, sino inversiones" Expresó recientemente el jefe de Estado; quien destacó su expectativa de que los fondos lleguen a través del Ejecutivo y no desde organizaciones no gubernamentales.
En la XIII Cumbre ALBA-TCP, celebrada en mi país el pasado 14 de diciembre de 2014, Lesly David, embajador de la República de Haití en Venezuela, al hablar a nombre de su país recordó que Haití no es un miembro pleno del ALBA, pero Haití es uno de los países que más se han beneficiado del ALBA.  El ALBA tiene 10 años, pero pensamos que siempre ha estado en Haití, a través de Cuba.

Y recordó que cuando Haití tuvo su peor terremoto, el primer avión en aterrizar en Haití fue del ALBA, llegando de Venezuela con el apoyo y coordinado por el mismo presidente Hugo Chávez, y en segundo lugar aterrizaron dos aviones de Cubana, uno con un hospital de campaña y personal médico, apoyando a los 600 médicos de Cuba que ya estaban en Haití.

Después de que tuvimos 1 700 000 bajo carpas en Haití, gracias al apoyo de Venezuela con su PETROCARIBE, ahora el Presidente de la República puede decir que solamente quedan 35 000 personas bajo carpas.  Y todo eso es gracias al apoyo del ALBA.