viernes, 26 de agosto de 2011

HONOR A LA POLLONA BLANCA DE ABUELA







Es lindo ver un patio lleno de plantas y animales domésticos. Acude a mi mente la cría de gallos kikirikis que abundaban por mi barrio natal. Lo combativo que estos eran independientemente del pequeño tamaño que asumían. La gallería que tenía el viejo Alonso colindante con la casa de Simón y María Campa, donde  abundaban los gallos finos, las pesas, espuelas y las jaulas donde cada ejemplar muestra sus dotes antes de caer en el ruedo de la valla donde pueden salir vencedores o vencidos, adornados con las griterías de quienes lo apostaban todo por su ejemplar favorito.
Pero estas líneas no van encaminadas a esos “guerreros”, sino a los que andan libre por la tierra, buscando su sustento en insectos u otros granos y con su cresta roja levantan su cabeza y entonan su canto lo mismo al amanecer, el mediodía, la media tarde y hasta la mitad de la noche para avisar a otros gallos la irrupción territorial, el llamado a sus hembras cercanas o como señal de aviso general. El gallo es un ave doméstica perteneciente a la familia Phasianidae y una de las cuatro especies del género Gallus. Los gallos y gallinas son criados principalmente por su carne y por sus huevos. También se aprovechan sus plumas, y algunas variedades se crían y entrenan para su uso en peleas de gallos. Su esperanza de vida se encuentra entre los 5 y los 10 años, dependiendo de la raza. No puede distinguir el sabor dulce y a la mayoría no les gusta el salado.
Hay campesinos que los crían libres y cuando comienzan el llamado para el alimento cientos de crías aparecen por doquier en busca de su grano de arroz, pan viejo humedecido con residuo de leche o simplemente pienso. Así los vi  en casa de Felo Pila, un finquero de la serranía en Hongolosongo en las inmediaciones del Puerto de Moya rumbo al poblado de El Cobre.
El gallo ha estado presente en toda la historia de la humanidad, ya sea como un ave sagrada para algunos pueblos, así como modelo e inspiración de artistas y colección de arte en los museos de  todo el mundo. Se dice que llegaron a las Américas debajo del brazo de los descubridores.
Tengo congelada una imagen durante el devastador terremoto de enero del 2010 en Haití donde dos gallos picoteaban un cadáver tirado en una calle de Puerto Príncipe. Es cruda esta foto, pero quisiera terminar estas líneas recordando la pollona blanca de mi abuela Emelina, la cual adquirió en la carnicería de mi barrio natal, vivita y coleando, por la norma de pollo por consumidor. La soltó en el patio y la acostumbró a dejarle su “bocadito” diariamente, la gallina empezó a engordar y no ocupaba su gajo en la altura de una mata, al caer el Sol, hasta no recibir su bocado de manos de abuela. Llegó el momento de sacrificarla para el alimento familiar y la octogenaria abuela prefirió cambiarla por otra ración de pollo congelado, porque era incapaz de deleitarse con la carne de su pollona blanca.

martes, 9 de agosto de 2011

EL FIDEL CASTRO QUE YO CONOZCO.









 Se trata de un texto escrito por Gabriel García Márquez el año 2004 y tiene plena vigencia.

Su devoción por la palabra. Su poder de seducción. Va a buscar los problemas donde estén. Los ímpetus de la inspiración son propios de su estilo. Los libros reflejan muy bien la amplitud de sus gustos. Dejó de fumar para tener la autoridad moral para combatir el tabaquismo. Le gusta preparar las recetas de cocina con una especie de fervor científico. Se mantiene en excelentes condiciones físicas con varias horas de gimnasia diaria y de natación frecuente. Paciencia invencible. Disciplina férrea. La fuerza de la imaginación lo arrastra a los imprevistos. Tan importante como aprender a trabajar es aprender a descansar.
Fatigado de conversar, descansa conversando. Escribe bien y le gusta hacerlo. El mayor estímulo de su vida es la emoción al riesgo. La tribuna de improvisador parece ser su medio ecológico perfecto. Empieza siempre con voz casi inaudible, con un rumbo incierto, pero aprovecha cualquier destello para ir ganando terreno, palmo a palmo, hasta que da una especie de gran zarpazo y se apodera de la audiencia. Es la inspiración: el estado de gracia irresistible y deslumbrante, que sólo niegan quienes no han tenido la gloria de vivirlo. Es el antidogmático por excelencia.
José Martí es su autor de cabecera y ha tenido el talento de incorporar su ideario al torrente sanguíneo de una revolución marxista. La esencia de su propio pensamiento podría estar en la certidumbre de que hacer trabajo de masas es fundamentalmente ocuparse de los individuos.
Esto podría explicar su confianza absoluta en el contacto directo. Tiene un idioma para cada ocasión y un modo distinto de persuasión según los distintos interlocutores. Sabe situarse en el nivel de cada uno y dispone de una información vasta y variada que le permite moverse con facilidad en cualquier medio. Una cosa se sabe con seguridad: esté donde esté, como esté y con quien esté, Fidel Castro está allí para ganar. Su actitud ante la derrota, aun en los actos mínimos de la vida cotidiana, parece obedecer a una lógica privada: ni siquiera la admite, y no tiene un minuto de sosiego mientras no logra invertir los términos y convertirla en victoria. Nadie puede ser más obsesivo que él cuando se ha propuesto llegar a fondo a cualquier cosa. No hay un proyecto colosal o milimétrico, en el que no se empeñe con una pasión encarnizada. Y en especial si tiene que enfrentarse a la adversidad. Nunca como entonces parece de mejor talante, de mejor humor. Alguien que cree conocerlo bien le dijo: Las cosas deben andar muy mal, porque usted está rozagante.
Las reiteraciones son uno de sus modos de trabajar. Ej.: El tema de la deuda externa de América Latina, había aparecido por primera vez en sus conversaciones desde hacía unos dos años, y había ido evolucionando, ramificándose, profundizándose. Lo primero que dijo, como una simple conclusión aritmética, era que la deuda era impagable. Después aparecieron los hallazgos escalonados: Las repercusiones de la deuda en la economía de los países, su impacto político y social, su influencia decisiva en las relaciones internacionales, su importancia providencial para una política unitaria de América Latina... hasta lograr una visión totalizadora, la que expuso en una reunión internacional convocada al efecto y que el tiempo se ha encargado de demostrar.
Su más rara virtud de político es esa facultad de vislumbrar la evolución de un hecho hasta sus consecuencias remotas...pero esa facultad no la ejerce por iluminación, sino como resultado de un raciocinio arduo y tenaz. Su auxiliar supremo es la memoria y la usa hasta el abuso para sustentar discursos o charlas privadas con raciocinios abrumadores y operaciones aritméticas de una rapidez increíble.
Requiere el auxilio de una información incesante, bien masticada y digerida. Su tarea de acumulación informativa principia desde que despierta. Desayuna con no menos de 200 páginas de noticias del mundo entero. Durante el día le hacen llegar informaciones urgentes donde esté, calcula que cada día tiene que leer unos 50 documentos, a eso hay que agregar los informes de los servicios oficiales y de sus visitantes y todo cuanto pueda interesar a su curiosidad infinita.
Las respuestas tienen que ser exactas, pues es capaz de descubrir la mínima contradicción de una frase casual. Otra fuente de vital información son los libros. Es un lector voraz. Nadie se explica cómo le alcanza el tiempo ni de qué método se sirve para leer tanto y con tanta rapidez, aunque él insiste en que no tiene ninguno en especial. Muchas veces se ha llevado un libro en la madrugada y a la mañana siguiente lo comenta. Lee el inglés pero no lo habla. Prefiere leer en castellano y a cualquier hora está dispuesto a leer un papel con letra que le caiga en las manos. Es lector habitual de temas económicos e históricos. Es un buen lector de literatura y la sigue con atención.
Tiene la costumbre de los interrogatorios rápidos. Preguntas sucesivas que él hace en ráfagas instantáneas hasta descubrir el por qué del por qué del por qué final. Cuando un visitante de América Latina le dio un dato apresurado sobre el consumo de arroz de sus compatriotas, él hizo sus cálculos mentales y dijo: Qué raro, que cada uno se come cuatro libras de arroz al día. Su táctica maestra es preguntar sobre cosas que sabe, para confirmar sus datos. Y en algunos casos para medir el calibre de su interlocutor, y tratarlo en consecuencia.
No pierde ocasión de informarse. Durante la guerra de Angola describió una batalla con tal minuciosidad en una recepción oficial, que costó trabajo convencer a un diplomático europeo de que Fidel Castro no había participado en ella. El relato que hizo de la captura y asesinato del Che, el que hizo del asalto de la Moneda y de la muerte de Salvador Allende o el que hizo de los estragos del ciclón Flora, eran grandes reportajes hablados.
Su visión de América Latina en el porvenir, es la misma de Bolívar y Martí, una comunidad integral y autónoma, capaz de mover el destino del mundo. El país del cual sabe más después de Cuba, es Estados Unidos. Conoce a fondo la índole de su gente, sus estructuras de poder, las segundas intenciones de sus gobiernos, y esto le ha ayudado a sortear la tormenta incesante del bloqueo.
En una entrevista de varias horas, se detiene en cada tema, se aventura por sus vericuetos menos pensados sin descuidar jamás la precisión, consciente de que una sola palabra mal usada, puede causar estragos irreparables. Jamás ha rehusado contestar ninguna pregunta, por provocadora que sea, ni ha perdido nunca la paciencia. Sobre los que le escamotean la verdad por no causarle más preocupaciones de las que tiene: Él lo sabe. A un funcionario que lo hizo le dijo: Me ocultan verdades por no inquietarme, pero cuando por fin las descubra me moriré por la impresión de enfrentarme a tantas verdades que han dejado de decirme. Las más graves, sin embargo, son las verdades que se le ocultan para encubrir deficiencias, pues al lado de los enormes logros que sustentan la Revolución los logros políticos, científicos, deportivos, culturales- hay una incompetencia burocrática colosal que afecta a casi todos los órdenes de la vida diaria, y en especial a la felicidad doméstica.
Cuando habla con la gente de la calle, la conversación recobra la expresividad y la franqueza cruda de los afectos reales. Lo llaman: Fidel. Lo rodean sin riesgos, lo tutean, le discuten, lo contradicen, le reclaman, con un canal de trasmisión inmediata por donde circula la verdad a borbotones. Es entonces que se descubre al ser humano insólito, que el resplandor de su propia imagen no deja ver. Este es el Fidel Castro que creo conocer: Un hombre de costumbres austeras e ilusiones insaciable, con una educación formal a la antigua, de palabras cautelosas y modales tenues e incapaz de concebir ninguna idea que no sea descomunal.
Sueña con que sus científicos encuentren la medicina final contra el cáncer y ha creado una política exterior de potencia mundial, en una isla 84 veces más pequeña que su enemigo principal. Tiene la convicción de que el logro mayor del ser humano es la buena formación de su conciencia y que los estímulos morales, más que los materiales, son capaces de cambiar el mundo y empujar la historia.
Lo he oído en sus escasas horas de añoranza a la vida, evocar las cosas que hubiera podido hacer de otro modo para ganarle más tiempo a la vida. Al verlo muy abrumado por el peso de tantos destinos ajenos, le pregunté qué era lo que más quisiera hacer en este mundo, y me contestó de inmediato: pararme en una esquina.

domingo, 7 de agosto de 2011

LAS CALLES ENJUAGARON SU ASFALTO







Nunca hay sábado sin Sol dice el viejo proverbio, pero aunque éste último en La Habana lo hizo a una temperatura bastante sofocante, al final de la tarde todo cambió y las calles capitalinas enjuagaron su asfalto.
Rayos, relámpagos, truenos por más de una hora quisieron paralizar el ir y venir habanero, de ésta urbe que en agosto y fin de semana está en una constante ebullición, como el volcán cuando quiere comenzar a expulsar su lava incandescente. En las calles nada se detiene, el cubano está veraneando.

viernes, 5 de agosto de 2011

HACE CALOR EN LA HABANA

Pleno verano en La Habana, capital de todos los cubanos. El calor es sofocante. Típico del Caribe. Caminar, hasta en la sombra, extrae por los poros de la piel las gotas de sudor que surcan el cuerpo. Los labios se resecan y piden a gritos mentales un sorbo de agua bien fría, porque una cerveza, malta o refresco no está al alcance de todos los veraneantes en más de una ocasión por los precios del mercado.
Es un mes en que todo se detiene. Hasta los trabajos. Los estudiantes de receso escolar. La gran mayoría de las madres trabajadoras de vacaciones o licencias sin sueldos para atender a los más pequeños. Las paradas de los ómnibus se abarrotan más de lo acostumbrado. El Coppelia se desborda de visitantes de todos los lugares, por distantes que sean. Los vendedores de “chicharritas” de boniato, rositas de maíz, maní tostado, biscochos, galletas dulces y hasta caramelos de mentaplus,  al asecho. Hay hasta “gestores” que ofertan una entrada rápida al palacio del helado cubano sin respetar el orden de los cientos que hacen su cola por el pago de ese “favor”. Cuántos se enriquecen a costa de los demás.
Las principales arterias de la ciudad son un mar de pueblo. La tarde va cediendo espacio y el sol aminora sus fuertes rayos. El “Gran Sofá” comienza a poblarse y nacionales o turistas extranjeros se entremezclan con la brisa de sabor a salitre para disfrutar de un momento espectacular cuando el Sol deja su reinado a la Luna.   

RATIFICAN SENTENCIA A GROSS







La Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Popular emitió resolución definitiva en la que desestima la impugnación realizada por el ciudadano estadounidense Alan Phillip Gross y su abogada contra la sentencia dictada por el Tribunal Provincial Popular de La Habana, se conoció hoy en esta capital.
Gross había sido declarado culpable del delito de Actos contra la Independencia o la Integridad del Estado y sancionado a 15 años de privación de libertad, en juicio oral y público celebrado el pasado 4 de marzo, en el que se demostró que introdujo en Cuba, de manera ilegal, medios de infocomunicaciones para crear redes internas, como parte de un programa del Gobierno de los Estados Unidos dirigido a promover acciones desestabilizadoras en el país y a subvertir el orden constitucional cubano.
La sentencia del Tribunal Supremo rechaza de manera argumentada los elementos de inconformidad expuestos por el acusado y su letrada contra la decisión de la instancia provincial, quienes tuvieron la oportunidad de exponerlos de forma directa ante los jueces que conocieron del caso, en ocasión de la vista pública que a esos efectos les fue concedida por el máximo órgano judicial del país, el 22 de julio.
Durante la tramitación del asunto, Alan Gross ha contado con todas las garantías y derechos sobre el debido proceso judicial previstos en la Constitución, las leyes cubanas y los instrumentos internacionales relativos a estos temas. En tal sentido, ha recibido el tratamiento decoroso y humanista que corresponde, tal como el propio Gross ha reconocido expresa y públicamente en reiteradas ocasiones.
Como parte de esas garantías y derechos, se le ha facilitado el contacto sistemático con sus familiares y el acceso regular a la asistencia y atención por parte de funcionarios consulares de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en nuestro país.

jueves, 4 de agosto de 2011

CONTRASTES







Mientras cientos de miles somalíes se mueren de hambre agricultores surcoreanos tiran leche en Amán como campaña nacional del sector para subir el precio de este producto.
La situación actual representa la más severa crisis humanitaria en el mundo hoy en día y la peor crisis de seguridad alimentaria desde la hambruna de 1991-1992 en Somalia", según la ONU.
. “Lo que estamos viendo en el cuerno de África no tiene precedentes” indica Jens Opperman, jefe de misión de Acción contra el Hambre en Somalia, que estima que 2,5 millones de somalíes han dejado sus hogares empujados por el hambre, el 80% son niños y mujeres.  
En Somalia, algunos alimentos básicos han subido un 270% en el último año por lo que las familias ya no pueden comer ni siquiera una vez al día y el país se hunde en una grave crisis alimentaria.

miércoles, 3 de agosto de 2011

ULFIANO EL AMOLADOR


Ulfiano es parco al hablar. Algunas palabras salen a cuenta gotas. En sus manos las huellas del duro bregar. Cuando lo conocí a finales del 2009 sacaba filo a una tijera al costado de una bodega. La mujer que esperaba, ama de casa a todas luces, sabe de la importancia de este oficio perdido de la cotidianidad de la ciudad. Este veterano pinareño devenido en habanero por años, aprendió el oficio de su padre español. Después del paso del metal por la piedra, limpia y con un pedazo de trapo comprueba la calidad del trabajo. Invierte la posición de la rueda de su rudimentario equipo de trabajo y comienza a caminar. La zampoña anuncia con su musicalidad la presencia de Ulfiano. El sol arrecia y el calor castiga, las manecillas del reloj se acercan al medio día. Después del triunfo de la Revolución cubana, con 34 años de edad, estudió y se graduó como galvano técnico.  Trabajó en Planta Herraje en Guanabacoa. A los 72 años de edad se jubiló. En Lombillo guarda “la máquina” y desde allí emprende un largo recorrido por las calles del Cerro ofreciendo su oficio a quienes lo solicitan. No se cual será su destino, hace tiempo que no lo veo, pero donde quiera que esté, quiero honrarlo por constituir un ejemplo de tenacidad y laboriosidad.

martes, 2 de agosto de 2011

CONCLUYÓ RAUL

Finalmente, esta sesión de la Asamblea Nacional se inició con la adopción, por aclamación de los diputados, de un acuerdo demandando del gobierno de los Estados Unidos poner fin de inmediato al trato injusto e ilegal contra Gerardo Hernández Nordelo y llamando a incrementar la solidaridad de los parlamentarios y personas honestas de todo el planeta hasta conseguir la liberación de nuestros Cinco Héroes y su regreso incondicional a la Patria. Precisamente con este asunto deseo concluir mis palabras, trasmitiéndoles un fuerte abrazo y la indeclinable determinación de todo nuestro pueblo de jamás cejar en la lucha por la libertad de ustedes.

RAUL Y LOS DIPUTADOS CUBANOS


Conociendo a los cubanos y por su importancia repito: todas las opiniones deben ser analizadas y cuando no se alcance el consenso, las discrepancias se elevarán a las instancias superiores facultadas para decidir y además nadie está mandatado para impedirlo, expresó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba en el discurso clausura de la última sesión de la Asamblea Nacional.
En otra parte de sus palabras el también Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba señaló  el doloroso incidente causado por errores en la aplicación de la política de cuadros y en la relación hacia la religión que motivaron la sustitución injusta de una compañera del cargo que desempeñaba con buenos resultados.
Raúl agregó : Ahora bien, de qué nos sirve esta amarga experiencia y el daño ocasionado a una familia cubana por actitudes basadas en una mentalidad arcaica, alimentada por la simulación y el oportunismo. Más de una vez he expresado que nuestro peor enemigo no es el imperialismo ni mucho menos sus asalariados en suelo patrio, sino nuestros propios errores y que éstos, si son analizados con profundidad y honestidad, se transformarán en lecciones para no volver a incurrir en ellos.
Asimismo apuntó que  ese hecho pone de manifiesto, una vez más, que el mayor obstáculo que enfrentamos en el cumplimiento de los acuerdos del Sexto Congreso es la barrera sicológica formada por la inercia, el inmovilismo, la simulación o doble moral, la indiferencia e insensibilidad y que estamos obligados a rebasar con constancia y firmeza, en primer lugar, los dirigentes del Partido, el Estado y el Gobierno en las diferentes instancias nacionales, provinciales y de los municipios.
En otra parte de su discurso ante los diputados dijo: Nunca he sido partidario del apresuramiento ni de los cambios bruscos, prefiero mil veces razonar, convencer, educar y sumar que sancionar, pero ante las violaciones de la Constitución y de la legalidad establecida no queda otra alternativa que recurrir a la Fiscalía y los Tribunales, como ya empezamos a hacer, para exigir responsabilidad a los infractores, sean quienes sean, porque todos los cubanos, sin excepción, somos iguales ante la ley.
Sin cambiar la mentalidad no seremos capaces de acometer los cambios necesarios para garantizar la sostenibilidad, o lo que es lo mismo, la irrevocabilidad del carácter socialista y del sistema político y social consagrados en la Constitución de la República.
Limpiémonos la cabeza de tonterías de todo tipo, no olviden que ya concluyó la primera década del siglo XXI, y es hora.

Aquí estamos

Hola, soy Juvenal Balán, fotoperiodista cubano, quien te invita a reflexionar sobre la fotografía, el fotoperiodismo y sobre los temas actuales que nos ocupan en nuestra cotidianidad. Quisiera que esta página se convierta en un lugar de amistad y solidaridad entre los que, cámara en mano, desandamos por el mundo tratando de inmortalizar una imagen que testimonie nuestro paso por la vida.