domingo, 30 de marzo de 2014

EL TANGO ES PASIÓN
























Un tango bien interpretado, tanto en la música como en el baile, llega al corazón, porque surgió entre las clases bajas de Buenos Aires y Montevideo como una expresión originada de la fusión de elementos de las culturas afroargentinas y afrouruguayas, auténticos criollos e inmigrantes europeos.
Es una música eminentemente popular, rechazada y prohibida por las clases altas y la Iglesia Católica desde su surgimiento a mediados del siglo XIX, por lo que se desarrolló en los barrios pobres de los suburbios, los puertos, los prostíbulos, los bodegones y las cárceles, donde confluían los inmigrantes y la población local, descendientes en su mayoría de indígenas y esclavos africanos.
Fue en esos ámbitos de intimidad entre hombres y mujeres en los que se originó el tango, a partir de una forma muy peculiar de bailar: pareja enlazada estrechamente en un abrazo sensual, con los cuerpos y rostros en contacto, moviéndose cada bailarín con autonomía, pero con el hombre "marcando" y avanzando sobre la mujer, y la mujer "respondiendo" a la marcación varonil.
Se dice que el tango se baila escuchando el cuerpo del otro. Pero por sobre todas las cosas el tango debe ser bailado como un lenguaje corporal a través del cual se transmiten emociones personales a la pareja.
Todo en la danza del tango está unido, las miradas, los brazos, las manos, cada movimiento del cuerpo acompañando la cadencia del tango y acompañando lo que ellos están viviendo: un romance de tres minutos, entre dos personas que a lo mejor recién se conocen y que probablemente no tengan una relación amorosa en la vida real.
Violín, flauta y guitarra o incluso, en ausencia de ésta, el acompañamiento de un peine convertido en instrumento de viento con la mediación de un papel fino y un avezado soplador que marca el ritmo fueron  los que marcaron el comienzo y ya para el inicio del siglo XX la flauta fue cediendo paso al  bandoneón.
El tango es considerado hoy en día como uno de los principales signos de identidad del Río de la Plata. Es fusión cultural y su música fusión social. Y cuando disfrutamos del tango es imprescindible un nombre: Gardel.




martes, 25 de marzo de 2014

HOMBRES Y MUJERES DEL SILENCIO

Sacrificio, voluntad, fidelidad, modestia son algunos rasgos que los caracterizan. Hombres y mujeres de pueblo que una vez fueron seleccionados para dedicarse en vida, por sus convicciones revolucionarias, a la defensa de la Revolución. Los que empezaron desde muy temprano, ahora peinan canas y comparten sus experiencias con la oleada de jóvenes que nutren sus filas. Pepe es uno de ellos. Sus manos estaban acostumbradas a lidiar con el cemento, la arena y la gravilla. Vistió el uniforme de milicias y desde sus filas fue captado para la nueva misión. Se aprendía sobre la marcha. Su boda fue en pura efervescencia revolucionaria. El Habana Libre el elegido para la luna de miel, pero el deber lo reclamó y allí quedó la novia, preludio de invasión, acción rápida contra los quintas columnistas que fueron detenidos. Trillo falleció cuando lo trasladaban herido hacia el hospital, después de un combate en la costa cerca de Santa Cruz del Norte, contra una salida ilegal de contrarrevolucionarios. Eran los años que cuando se daba un “boniatazo” era para accionar contra el enemigo a toda costa. Momentos en que la contrarrevolución quería sacar sus garras para hacer fracasar la Revolución naciente y liquidar a sus líderes, y chocaron con hombres y mujeres que supieron neutralizar todos sus planes. Ñaña, Pilo, Torriente, Cáceres, Vasallo, Guevara, Noel, Barreras, Denis, la lista sin dudas es interminable, algunos jubilados pero no retirados, otros ya no están, pero todos orgullosos por ver la continuidad ahora mucho más fortalecida por jóvenes salidos de las academias con el dominio de las nuevas tecnologías, con un mismo objetivo: desde las filas del DSE, proteger a capa y espada las conquistas de la Revolución.

miércoles, 19 de marzo de 2014

DIALOGO DE TU A TU

























El sábado pasado fue de duro ajetreo y de lección divina. Volví a la década del 90 cuando Fidel a cualquier hora, de día, de noche o de madrugada tenía intensas jornadas visitando obras, dialogando con los constructores, con maestros, estudiantes, con el pueblo.
Este día acompañé a un  negro alto, campechano, canoso, de diálogo fluido, inquisidor en sus preguntas, buscándole las raíces a los problemas y las explicaciones que en ocasiones son necesarias compartir con el pueblo y están ausentes. Dijo “nos debemos al pueblo” y con ese pueblo hay que dialogar, hay que dar respuesta a los planteamientos de los electores porque sino perdemos credibilidad  y algunos  al no satisfacer sus inquietudes hasta se pueden enemistar con la Revolución por el actuar burocrático de dirigentes y funcionarios a todos los niveles.
Hay que dar la cara, participar en las asambleas de las circunscripciones y entablar un diálogo con nuestros electores y cuando un problema no tiene solución, explicarlo con argumento.
Creo que la venta de los carros, así como la comercialización de la papa y el huevo son ejemplos elocuentes de lo anteriormente dicho.
Hace pocos días por el noticiero nacional de TV vi con alegría las imágenes de las familias que llevaban cerca de 20 años en los albergues y ahora estrenaban una nueva casa. Se han entregado más de dos mil y se han terminado más de 300 en locales que antes tenían otro uso. Importante ponerse en el lugar de los albergados y trabajar con consciencia para darle la terminación y calidad requerida a las obras para esos núcleos familiares que por diferentes motivos no contaban con ellas.
Los planteamientos en la capital ascienden a más de 63 mil y en estos momentos más de 11 mil 500 están pendientes. Las entidades con mayor cantidad de planteamientos pendientes están Upiv,  Viales, Inrh, Comunales, Obe, Comercio y Etecsa.
El problema con la recogida de los residuos sólidos en La Habana está premiada de muchas dificultades  objetivas y subjetivas. Alguna, responsabilidad de comunales y otras, responsabilidad de nosotros mismos. Es en el barrio donde están los recolectores, unos de plástico y otros de metal. Pero es en el mismo barrio donde están los ciudadanos que inescrupulosamente echamos los residuos y hasta escombros en plena vía pública y que otro resuelva el problema. Quien escribe estas líneas conoce de esquinas donde se recoge los desechos y a las pocas horas está igual o peor. Si se aplicaran multas fuertes a los infractores, que en ocasiones lo hacen a la vista de todos, otro gallo cantaría. El 60 por ciento de los residuos de la capital se recogen en los contenedores habilitados, el resto va al piso.
Tocar los problemas con las manos, interesarse por las inversiones y el uso correcto del presupuesto y la calidad de las obras fue uno de los objetivos  de este hombre, que comenzó desde la base en su natal Jovellanos y ahora tiene la responsabilidad de Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular. 


jueves, 13 de marzo de 2014

TENEMOS TANTO DE PERIODISTAS




























Cuando redacto estas líneas se agolpan en mi mente mis tiempos de corresponsal donde publicar un lead de un párrafo acompañando una foto de mi autoría o escuchar mi voz reportando un acontecimiento por algún informativo de la radio era el mayor estímulo a la esperanza de integrar profesionalmente este ejército de mujeres y hombres que con la fuerza de la palabra y las imágenes son hacedores fieles de esta profesión que requiere mucho corazón. Las primeras lecciones de Cardet, los consejos de Tellería,  las clases de fotografía de Pepe Agrás quien como mago del celuloide sacaba, del baúl que lo acompañaba, una foto y de ella tenía argumentos para hablar y a la vez enseñar fotografía. Los colegas de la prensa militar que después del paso del período especial se disgregaron por todos los medios nacionales y han hecho carrera que hasta doctores en ciencias de la información tenemos. Es inevitable dejar de pensar en aquellos que en algún momento del ejercicio profesional han compartido trincheras en un teatro de operaciones, en el reporte de algún desastre natural a escala mundial o en la cotidianidad de nuestro periodismo con sus defectos y virtudes. Cuando decidimos asumir la responsabilidad social de periodista, nunca pudimos aquilatar en toda su magnitud que es una profesión que siempre está en el centro del “sandwch”, por un lado la sociedad y por el otro los dirigentes, ambos pensando que la culpa de todo la tiene la prensa y por lógica los periodistas. No cabe dudas que sea una profesión de riesgo, pero conozco bastantes mujeres y hombres que con orgullo y dignidad se exponen a ello diariamente y feliz me siento al poder constatar que nuestras redacciones se han rejuvenecido para bien, con nuevos bríos y con deseo de hacer un mejor periodismo. Solo en la era digital extraño con mucho cariño las tertulias de las redacciones y los laboratorios de fotografía. Sigo practicando el periodismo de mochila, aunque en ocasiones hay que incorporarle la tienda de campaña y es por eso que con estas líneas y mis fotos quiero homenajear a mis colegas.

lunes, 10 de marzo de 2014

MUJERES DE REVOLUCION





































Apenas han transcurrido horas de la clausura del 9no. Congreso de la FMC y la noticia impactó mucho el domingo en la noche. La Heroína del Moncada Melba Hernández nos daba el último adiós. Fue del grupo de mujeres que desde los inicios de la lucha revolucionaria materializó en la práctica las palabras de José Martí cuando dijo que “sin sonrisa de mujer no hay gloria completa de hombre”. Al panear las delegadas de este conclave o escuchar a las más jóvenes, apreciamos el compromiso de continuidad. Allí como invitadas estaban las “muchachitas” de la clandestinidad  quienes con su actuar en la lucha contra la dictadura de Batista dieron sobradas muestras de valentía. También presentes algunas ex agentes de la Seguridad del Estado que estuvieron infiltradas en las filas de la disidencia. La joven machetera que comenzó  ayudando al esposo y terminó disminuyendo la mocha del mismo por sobrepasarle en rendimiento. La presidenta de una cooperativa cañera de Caya Jabos,  en Madruga, que no se desprende de la tierra de la cual saca sobresalientes producciones y hoy luce una princesa con su Orden Mariana Grajales otorgada por el Consejo de Estado. Hay maestras, obreras, ministras, economistas y de un sin fin de profesiones, pero todas orgullosas de su organización femenina que les ha ayudado a dignificar a la mujer cubana. Está la general de brigada Teté Puebla, quien integró el pelotón de las marianas en la Sierra Maestra y formó parte de la caravana de la victoria. También mujeres coroneles vistiendo orgullosas el uniforme de la Policía Nacional Revolucionarias, el de diario del MININT y las FAR. Varias generaciones unidas en un firme propósito, dar continuidad a la obra revolucionaria poniendo de manifiesto las palabras de Martí: “las campañas de los pueblos sólo son débiles, cuando en ellas no se alista el corazón de la mujer, pero cuando la mujer se estremece y ayuda, cuando la mujer, tímida y quieta de su natural, anima y aplaude, cuando la mujer culta y virtuosa unge la obra con la miel de su cariño, la obra es invencible”. 




miércoles, 5 de marzo de 2014

CHAVEZ EN PRESENTE


























Desde ayer en la noche Verónica quiere dibujar una bandera venezolana. Necesita una referencia pero no la encuentra. En su incesante búsqueda, entre periódicos y revistas, encuentra una dedicada a Chávez como deportista. Precisa de una tijerita de trabajos manuales y con ella en mano comienza a recortar con bastante precisión cuatro fotos. La primera era la de portada donde Hugo Chávez Frías, líder bolivariano de Venezuela vestía traje deportivo con gorra. Otras más Chávez picheando y montando bicicleta. Pensé que sería un ejercicio de puro entretenimiento. Amaneció y a las seis y treinta de la mañana ya estaba solita, con una hoja, goma y plumones, tratando de terminar su “obra”. Pegó dos fotos y debajo escribió con su letra corrida de alumna de primer grado: todos queremos a Chávez. El trayecto hacia la escuela fue portando su “obra” con mucho cuidado para que no se le doblara. Entró al aula con la mochila a la espalda y su creación apoyada en el pecho, se lo entregó a la maestra y ésta, con su paso pausado y haciéndose acompañar por ella vino hasta la entrada de la escuela donde había una exposición de dibujos de varios alumnos de distintos grados y buscó un lugar para el trabajo de Verónica. Con cuanto orgullo se hizo acompañar de varias amiguitas y amiguitos para enseñarle en la exposición su humilde homenaje a Chávez. En ese instante de alegría de la niña, corrió por mi mente aquella madrugada de un 4 de julio en Caracas, cuando después de varias operaciones en Cuba, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías arribaba a su tierra… fue la última vez que lo vi en persona y también fueron las últimas fotos que les hice. Chávez no se puede ver en pasado, hay que sentirlo en presente.