miércoles, 19 de marzo de 2014

DIALOGO DE TU A TU

























El sábado pasado fue de duro ajetreo y de lección divina. Volví a la década del 90 cuando Fidel a cualquier hora, de día, de noche o de madrugada tenía intensas jornadas visitando obras, dialogando con los constructores, con maestros, estudiantes, con el pueblo.
Este día acompañé a un  negro alto, campechano, canoso, de diálogo fluido, inquisidor en sus preguntas, buscándole las raíces a los problemas y las explicaciones que en ocasiones son necesarias compartir con el pueblo y están ausentes. Dijo “nos debemos al pueblo” y con ese pueblo hay que dialogar, hay que dar respuesta a los planteamientos de los electores porque sino perdemos credibilidad  y algunos  al no satisfacer sus inquietudes hasta se pueden enemistar con la Revolución por el actuar burocrático de dirigentes y funcionarios a todos los niveles.
Hay que dar la cara, participar en las asambleas de las circunscripciones y entablar un diálogo con nuestros electores y cuando un problema no tiene solución, explicarlo con argumento.
Creo que la venta de los carros, así como la comercialización de la papa y el huevo son ejemplos elocuentes de lo anteriormente dicho.
Hace pocos días por el noticiero nacional de TV vi con alegría las imágenes de las familias que llevaban cerca de 20 años en los albergues y ahora estrenaban una nueva casa. Se han entregado más de dos mil y se han terminado más de 300 en locales que antes tenían otro uso. Importante ponerse en el lugar de los albergados y trabajar con consciencia para darle la terminación y calidad requerida a las obras para esos núcleos familiares que por diferentes motivos no contaban con ellas.
Los planteamientos en la capital ascienden a más de 63 mil y en estos momentos más de 11 mil 500 están pendientes. Las entidades con mayor cantidad de planteamientos pendientes están Upiv,  Viales, Inrh, Comunales, Obe, Comercio y Etecsa.
El problema con la recogida de los residuos sólidos en La Habana está premiada de muchas dificultades  objetivas y subjetivas. Alguna, responsabilidad de comunales y otras, responsabilidad de nosotros mismos. Es en el barrio donde están los recolectores, unos de plástico y otros de metal. Pero es en el mismo barrio donde están los ciudadanos que inescrupulosamente echamos los residuos y hasta escombros en plena vía pública y que otro resuelva el problema. Quien escribe estas líneas conoce de esquinas donde se recoge los desechos y a las pocas horas está igual o peor. Si se aplicaran multas fuertes a los infractores, que en ocasiones lo hacen a la vista de todos, otro gallo cantaría. El 60 por ciento de los residuos de la capital se recogen en los contenedores habilitados, el resto va al piso.
Tocar los problemas con las manos, interesarse por las inversiones y el uso correcto del presupuesto y la calidad de las obras fue uno de los objetivos  de este hombre, que comenzó desde la base en su natal Jovellanos y ahora tiene la responsabilidad de Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario