viernes, 25 de noviembre de 2011

LA FOTOGRAFIA DE PLÁCEME


Esta semana la fotografía está de pláceme. Ernesto Fernández recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas 2011 y hoy en la tarde quedó inaugurada una muestra de fotografía militar de diferentes generaciones que lleva por título Seremos siempre tripulantes del Granma y como se dice en el catálogo, presenta una visión perspicaz sobre el pensamiento revolucionario que define a las FAR.
La exposición ubicada en una de las salas del parque histórico-militar La Cabaña, cuenta con 55 fotos en blanco y negro, y a color en formato de 8 x 10 pulgadas. Las mismas testimonian el quehacer de los combatientes en la defensa de la Patria.
En un primer segmento las históricas de la Sierra Maestra, la entrada de Fidel a La Habana, así como la Crisis de Octubre y Playa Girón. Imágenes salidas del lente de Sergio Canales, Perfecto Romero y Raúl Corrales prestigian la muestra.
Las instantáneas de maniobras y tiro de combate de la autoría de los experimentados fotorreporteros forjados en la prensa militar como Gilberto Rabassa, Rolando Pujol, José Oscar Castañeda y Raúl Abreu ponen al descubierto la calidad de sus fotos.
Otros autores que comparten sus imágenes también en el recinto son Rafael Torres, Cándido Pérez Labrada y Boris F. Atiénzar, este último coordinador general de la muestra.
En una sala contigua, en vitrinas, uniformes utilizados por los expedicionarios del yate Granma, la pistola Browning  de Almeida, la chaqueta verde olivo con brazalete que utilizara el Comandante en Jefe Fidel Castro en la Sierra Maestra, una camisa del mismo color perteneciente a Celia Sánchez Manduley, fragmentos de una prenda de vestir que llevaba el Lugar Teniente General Antonio Maceo y Grajales, al caer en combate;  así como otros objetos históricos pertenecientes a destacados combatientes mambíses.
Sin duda, la fotografía militar, cargada de dinamismo y acción, congelada en breves segundos al apretar el obturador, muestra una vez más que quienes empuñan la cámara ponen todo su corazón por inmortalizar a los hombres y mujeres que lo dan todo por la defensa de la País. 






viernes, 18 de noviembre de 2011

ATENTADO FRUSTRADO


Desde temprano nos disputábamos un lugar en la terraza del aeropuerto Internacional Omar Torrijos. Un ejército de periodistas, fotoperiodistas y camarógrafos esperábamos el momento de la llegada del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Todos querían luchar por tener la mejor imagen o una declaración del líder de la Revolución Cubana. Muy cerca del área limitada un gran toldo cobijaba las laptop y otros medios que garantizarían la inmediatez de la noticia. El clima comienza a cambiar bruscamente y negros nubarrones cubren todo el cielo. Llega la lluvia con viento. Hay que inventar como proteger los equipos analógicos que portábamos. Digital una Mavika.  Muy pocos estábamos preparados para esta contingencia. Cuando más fuerte se siente el aguacero aparece un IL-62 de Cubana con sus luminarias encendidas y el tren de aterrizaje listo para el aterrizaje. El sonido característico de los motores anuncia el frenaje. Todos esperábamos el momento y cuando nos percatamos que la nave la están taxiando hacia otra posición, las toberas de los motores  expanden un fuerte aire caliente que vino al traste con equipos y toldo. La situación se complica y en ese preciso momento otro avión IL-62 se desplaza hacia el final de la pista a toda velocidad. ¡Ahora si aterrizó el Comandante!
La lluvia disminuye un poco,  pero no escampa. Se abre la puerta delantera del avión y aparece, bajo la lluvia la imponente figura de Fidel vestido de verde olivo. Después del recibimiento oficial por la presidenta de turno, se queda en el protocolo a esperar a su hermano Chávez quien se va estrenando en las Cumbres Iberoamericanas. Minutos de diálogo, anécdotas y la caravana parte rumbo a ciudad de Panamá.
La carretera, a ambos lados, mucho más custodiada. Hay medidas extremas de seguridad. Al llegar al hotel donde se hospedará la delegación cubana, urgente se organiza una rueda de prensa. El Comandante en Jefe quiere hacer una contundente denuncia ante la prensa nacional e internacional acreditada a la cumbre. Estas fueron sus palabras:
Comandante en Jefe Fidel Castro.- Al llegar a esta histórica tierra latinoamericana de Panamá, deseo saludar a su patriótico y valiente pueblo, hoy dueño legítimo del Canal, el que administra mejor que quienes hasta hace muy poco estaban posesionados de él. En nombre de Cuba, que al igual que todos los pueblos del mundo se beneficia de sus servicios, le doy las gracias.
He venido, como los demás Jefes de Estado latinoamericanos, a participar en la X Cumbre con el espíritu de cooperar al éxito de la misma para beneficio de nuestros pueblos, y de modo especial para los intereses y el prestigio de Panamá.
Debo cumplir, sin embargo, el deber de informarles que, como en otras ocasiones en que viajo a estas Cumbres, elementos terroristas organizados, financiados y dirigidos desde Estados Unidos por la Fundación Nacional Cubano Americana, que es un instrumento del imperialismo y la extrema derecha de ese país, han sido enviados a Panamá con el propósito de eliminarme físicamente. Ya se encuentran en esta ciudad y han introducido armas y explosivos.
Lo denuncio al llegar aquí y no antes de viajar para que a nadie le pase por la mente que cualquier peligro o amenaza pueda intimidar a la representación de Cuba.
En cuanto a la seguridad de nuestra delegación, no albergamos preocupación alguna; está advertida, posee experiencia y es veterana en la lucha contra emboscadas, planes traicioneros y otras agresiones del imperio y sus aliados. Pero en esta reunión participan numerosas delegaciones y Jefes de Estado y de Gobierno y aunque las autoridades de Panamá han trabajado con esmero para garantizar la seguridad de todos, sabemos que los elementos terroristas tienen la idea de disparar o hacer estallar cargas explosivas donde lo estimen útil a sus propósitos, sin importarles en cuál vehículo colectivo viajen los jefes de delegaciones o dónde se encuentren reunidos para alguna de las actividades programadas.
El jefe de esos elementos a quien los líderes de la Fundación Cubano-Americana encargaron la misión, es el tristemente célebre Luís Posada Carriles, un hombre cobarde, totalmente carente de escrúpulos, autor de la voladura del avión de Cubana de Aviación al despegar de Barbados con 73 pasajeros a bordo, el 6 de octubre de 1976, mediante la utilización de mercenarios venezolanos. Fugado de una cárcel de Venezuela en agosto de 1985, participa activamente en el suministro de armas para la guerra sucia contra el gobierno de Nicaragua, una operación dirigida desde la Casa Blanca que dio lugar al escándalo Irangate. Ha sido responsable de actos terroristas contra hoteles de La Habana mediante el uso de mercenarios de El Salvador y Guatemala.
En ocasión de la IV Cumbre, celebrada en Cartagena de Indias los días 14 y 15 de junio de 1994, estuvieron a punto de disparar contra nosotros cuando recorríamos la vieja ciudad en una caravana de coches tirados por caballos, que organizaron los anfitriones. Gabriel García Márquez viajaba junto a mí en ese recorrido. Habría tenido yo, en ese caso, el honor de morir con tan lúcido escritor.
La pandilla de la Fundación Nacional Cubano Americana, que planeó un atentado en la isla Margarita a raíz de la VII Cumbre, celebrada los días 8 y 9 de noviembre de 1997, fue capturada por un guardacostas de Estados Unidos cuando la embarcación en que viajaba navegaba en las proximidades de Puerto Rico, al parecerle sospechosa de contrabando de drogas, y se le ocuparon las armas que llevaba, entre ellas dos fusiles semiautomáticos calibre 50, con mirilla telescópica, rayos infrarrojos y un alcance de 1 500 metros, que podían ser usados de día o de noche. Como se sabe, los integrantes del grupo fueron absueltos en un juicio espurio y fraudulento que tuvo lugar en esa colonizada isla.
Posada Carriles arribó a Panamá el 5 de noviembre con documentación falsa y sin ningún disfraz. Tiene en Panamá cómplices de su entera confianza en los cuales se apoya.
Por los antecedentes mencionados, se hizo necesario hacer pública esta denuncia.
Consideramos que las autoridades del país anfitrión están en el deber de localizar al jefe terrorista y sus cómplices, impedir que escapen por cualquier terminal aérea, salida terrestre o marítima, arrestarlos y someterlos a los tribunales correspondientes por haber violado leyes nacionales e internacionales. Con toda seguridad harán el máximo para preservar el honor de su país y el éxito de la Cumbre, que han sido puestos en riesgo por delincuentes internacionales que han actuado con indignante desprecio y burla hacia las autoridades y el pueblo de Panamá. Nuestra delegación está en disposición de ofrecerles información de la que dispone.
Solicitamos, a la vez, la cooperación del pueblo panameño para que ofrezca a las autoridades cualquier indicio que pueda contribuir a la captura de los terroristas. Entregamos a la prensa, con el ruego de que las publiquen, fotos recientes de Posada Carriles.
Esperamos que, a pesar de estos planes criminales, la Cumbre de Panamá sea un rotundo éxito.
El 17 de noviembre del 2000 a las 2:30 p.m.,  un fuerte operativo de la Policía Técnica Judicial de Panamá logró apresar al terrorista Luís Posada Carriles, junto a los cubanoamericanos Guillermo Novo, Pedro Remón y Gaspar Jiménez Escobedo.
Así quedó frustrado hace once años otro atentado al Comandante en Jefe, el cual consistiría en asesinar al presidente cubano mientras pronunciaba un discurso en el Paraninfo de la Universidad Nacional de Panamá. Miles de personas hubiesen muertos en ese atentado en el que planeaban hacer detonar una carga de 9 kilos de explosivos C-4. La otra historia es ya conocida, la misma presidenta de turno antes de concluir su mandato y recibir de sus amos del Norte una fuerte suma de dólares, dejó en libertad a los terroristas. Posada camina libremente por las calles de Miami, mientras cinco luchadores contra ese mismo terrorismo cruel y despiadado siguen condenados en Estados Unidos.

HABANEANDO…


La Habana es una ciudad que atrapa tanto al visitante extranjero como a quienes, a pesar de nacer y vivir en ella, se sorprenden por descubrir a su paso algo que por cotidiano, no deja de presentarse como  nuevo. Más aún cuando no nos cansamos, una y otra vez de caminar las calles adoquinadas y las distintas plazas de esa Habana intramuros que a diario nos apresa. Las imágenes que comparto hoy son estampas de la cubanía que se respira en ella a cada paso. 

miércoles, 16 de noviembre de 2011

DESPERTAR EN LA HABANA

Las imágenes en siluetas van tomando forma. Por el Este el Sol va corriendo poco a poco la nube que le imposibilita proyectar con toda su energía sus rayos solares. Mientras unos corren por el paseo del Malecón y otros alistan sus arreos en las pequeñas embarcaciones para estar prestos para la faena. A lo lejos el ronquido del motor de la lancha de Casa Blanca nos permite identificarla surcando la bahía cargada de hombres y mujeres que muy temprano acuden a su trabajo en el ultramarino pueblo. Apenas amanece y el canto de los pájaros nos viene de los árboles del parque cercano. Las palomas rabiches comienzan a bajar en busca de alimentos. Los adoquines de la catedral amanecen humedecidos y en algún rincón de la plaza se divisa algún que otro charco. José auxiliado de su bastón sacó temprano a su can para que haga sus necesidades. La ciudad comienza su rutinario ajetreo y sus columnas y edificaciones una vez más son testigos mudos del paso del tiempo por esta villa de San Cristóbal de La Habana que hoy cumple su 492 aniversario de fundada.










martes, 8 de noviembre de 2011

REQUIEN POR LOS ABUELOS

Simón – mi abuelo paterno-- fue obrero agrícola en la finca de Justo Ruiz. Siempre con su sombrero, cuchillo enfundado a la cintura, lo mismo sembrando maíz, labrando la tierra que ordeñando las vacas. En las tardes, después de desensillar el caballo, bañarlo y cepillarlo antes de soltarlo a pastar, sentado en el portal de la vieja casa de madera, gustaba de conversar mucho con sus nietos, haciéndoles cuentos y aconsejándolos con la sabia de la vida. Era yucateco, se deleitaba con la comida cargada de picante y hablaba maya cada vez que se sentaba en el taburete junto a Che Cuzán, otro descendiente de la tierra de Chilán Balám, quien era experto en la cacería de jutías y en las labores manuales, tejiendo el bejuco a su antojo.
Otro Simón – interpretado estelarmente por Raúl Pomares--, personaje de la novela cubana en turno, Bajo el mismo Sol en su segunda temporada, rodeado de soledad en una casa avejentada por los años, con su permanente rostro sin rasurar por días, cobijado en un no menos viejo sombrero oscuro y unos espejuelos calobares de armaduras de pasta de las que hicieron furor en la década del 50 del pasado siglo y siempre acompañado de su fiel amigo, un perro pastor; en la trama donde se aborda descarnadamente nuestra realidad de la sociedad en que vivimos, no escatima esfuerzos por ayudar a un pequeño vejigo que sufre en carne propia las contradicciones de sus padres divorciados y que a tanto escuchar,  hablar y aconsejar  va encaminando por la ruta del bien, pasando de niño inquieto, rebelde, mal estudiante a “nieto postizo” comprometido con Simón el abuelo, cumpliendo con la disciplina y tareas escolares y hasta exigiéndole a su propia madre que cambie su comportamiento para con él.
Machin fue mi abuelo de crianza en la casa de la familia materna. Desde muy temprana edad caminaba kilómetros conmigo a cuestas, sentado en los hombros, para llevarme hasta la finca donde trabajaba eventualmente en tiempo muerto – época donde las labores en los ingenios azucareros escaseaban--.  Otras, halando una soguita amarrada al velocípedo, me paseaba por el parque del pueblo. Se denominaba analfabeto por haber estudiado, según él, hasta el tercer grado, pero en la casa se recibían todos los periódicos y revistas que circulaban los cuales devoraba con la lectura. Tenía criterio, debatía y noche tras noche junto a otros amigos y colegas de labores, se sentaba en el local del gremio – sindicato de la FNTA--, para escuchar el comentario internacional de Luís Gómez Wangüemert, destacado comentarista de televisión y radio, así como director del periódico El Mundo y después debatir sobre el tema. En más de una ocasión lo acompañé y aunque me aburría y aprovechaba el  tiempo para jugar y correr por el lugar, ahora, hombre hecho y derecho, agradezco muchas de sus enseñanzas y consejos.
La sociedad se envejece cada vez más. En las primeras horas de la mañana en cualquier parque de La Habana o de cualquier otra ciudad de nuestro país, vemos abuelos acompañando a los nietos rumbo a la escuela, otros practicando ejercicios para hacer más placentera esta etapa de la vida. Los hay quienes esperando la llegada de la prensa comentan de lo divino y maravilloso, lo mismo del último juego de pelota como del precio que ha alcanzado un limón o una malanga, como si se cosecharan en tierras de oro.
Cuando escucho los debates y la filosofía de estos seres, quienes ya se han graduado en la universidad de la vida, recuerdo a los míos y más aún en las estampas que nos muestra el Simón-actor.
Y también vuelvo a releer lo escrito por Mónica Sorín Zocolsky en “Padres e Hijos: ¿Amigos o adversarios?, colección juvenil de la Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 1990:
“Los niños son muy sensibles al ejemplo que le brindan los adultos y perciben rápidamente las contradicciones de nuestra conducta”.
“A los niños podemos decirles miles de consejos e indicaciones; pero si ellos no nos ven practicarlos, esa incoherencia entre palabra y acción provocará trastornos en su desarrollo moral”.
“(…) es como si la ausencia de ejemplos matara la salud moral de las personas, y en particular la de los niños. Por el contrario, conocer personas ejemplares resulta como un baño de salud moral”.

jueves, 3 de noviembre de 2011

UN AMIGO CUBANO...

La diferencia entre "un amigo" y "un amigo cubano".......... Un amigo es: Alguien que nunca te pide comida…Un amigo cubano es la razón por la que organizas una comida. Un amigo te pregunta cómo estás…Un amigo cubano te dice que te ves bien, te abraza y te besa. Un amigo llama a tus padres señor y señora…Un amigo cubano llama a tus padres “mi viejo” y “mi vieja…” Un amigo puede que nunca te haya visto llorar…Un amigo cubano ha llorado contigo, por cualquier cosa. Un amigo te manda flores y una tarjeta cuando estás internado en el hospital. Un amigo cubano se queda a dormir en una silla, a tu lado. Un amigo te pide algo prestado y te lo devuelve a los dos días…Un amigo cubano te pide algo prestado y a la semana se olvida que no es suyo. Un amigo te ofrece el sofá para que duermas. Un amigo cubano te brinda su cama, se acuesta en el suelo... y no te deja dormir en toda la puñetera noche conversando contigo. Un amigo sabe unas cuantas cosas acerca de ti…Un amigo cubano podría escribir un libro con las cosas que le has contado de ti. Un amigo te lleva un medicamento cuando estás resfriado. Un amigo cubano te hace una sopa de pollo y los remedios que le enseñó su abuela. Y puede que hasta te haga “el avión” con la cuchara, para que te tomes la sopa. Un amigo toca a tu puerta para que le abras…Un amigo cubano abre la puerta, entra y después te dice: ¡Llegué! Un amigo te pide que le hagas un café. Un amigo cubano pasa a la cocina y monta la cafetera y hasta le pide azúcar a una vecina si no tienes. Un amigo puede serlo por un tiempo…Un amigo cubano es para toda la vida.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

FOTORREPORTERO POR EXCELENCIA

“Muy merecido profesionalmente y es además, una bella persona” fueron las palabras que escuché a un jubilado colega del lente, al conocer que Ernesto Fernández fue merecedor del Premio Nacional de Artes Plástica 2011. Es el segundo profesional de la fotografía en recibirlo, el primero fue Raúl Corrales.
Fotorreportero por excelencia avalado por las imágenes de su creación para la revistas Carteles, Mella y Cuba Internacional, así como para el periódico Revolución.
Es uno de los autores de la fotografía épica de la Revolución cubana. El Martí inmortalizado en  1957 en la construcción de la Plaza Cívica, actual Plaza de la Revolución, se ha convertido en una fotografía emblemática en su labor.
El portafolio de su obra recoge además la efervescencia revolucionaria del Triunfo de la Revolución, Fidel, Che, la Crisis de Octubre, la Lucha contra Bandidos, Playa Girón, así como las misiones como corresponsal de guerra en Venezuela, Angola y Nicaragua. También están las imágenes de los microbrigadistas, los integrantes de la Columna Juvenil del Centenario, entre otras.
Estudió periodismo, fue dibujante, diseñador, luminotécnico y hay quien asegura que laboró en Radio Reloj. Muchas son sus exposiciones personales y colectivas, así como los reconocimientos a sus méritos como revolucionario y como hombre que cámara en mano ha dejado un legado de su tiempo para sus hijos y para quienes lo admiramos.