lunes, 12 de septiembre de 2011

PENTECOSTAL (2)







La situación se mantiene. Ya los espectadores no están tan cerca del cordón policial. Ahora se ubican  en las aceras del frente y bajo los árboles cercanos en búsqueda de una sombra.
A medida que caminas entre el gentío de cualquier edad, sexo o raza escuchas diversas opiniones. Unos comentan que el pastor Braulio Herrera Tito hizo un retiro espiritual con un grupo de creyentes de su congregación porque según dice serán los elegidos, ya que el lunes 12 de septiembre se acabará el mundo y vendrá un tsunami.
Hay quien dice que los que han  asumido esta actitud, han vendido toda su ropa, celulares, prendas para comprar alimentos y tener lo suficiente para permanecer dentro de la iglesia cualquier tiempo. Algunos familiares de los retirados dicen que esta acción la comenzaron desde el 21 de agosto.  Han visto a dos personas, al parecer negociadores, quienes han visitado el interior del templo. Se dice que hay mujeres en estado y varios menores.
Una mujer de piel curtida y pelo ralo que avanza hacia el grupo de curiosos comentó: “hasta cuando este pastor estará con las suyas, desde hace tiempo ya el consejo de iglesias lo había vetado para ejercer. Es un fanático y lo que no quiere es abandonar la casona donde vive en la azotea de la iglesia”.
He leído en algunos sitios de Internet, por fuentes que según expresan están en el lugar de los espectadores al tanto del suceso, que las autoridades lo que quieren es asaltar y ocupar la iglesia como parte de una persecución religiosa. MENTIRA, las autoridades están ecuánimes, protegiendo el área y según dicen los propios espectadores, acudieron y actuaron cuando los familiares de los creyentes encerrados en el templo estaban preocupados por el tiempo de encierro.
Un tal Pardo Lazo comentaba sobre el hecho desde el lugar en su twitter “durante la noche mantuvieron luminarias proyectadas hacia la iglesia cercada por la policía” y pide recargas a su móvil +53-53173339 para seguir enviando información. MENTIRA, la iluminación de la zona en la noche fue la normal de las luminarias de la calle Infanta.
"Anoche, los que están dentro de la iglesia abrieron una puerta y se veía a la gente de fiesta, bailando, cantando. Hay varios menores" informó el periodista independiente Roberto de Jesús Guerra, director de Hablemos Press. MENTIRA, quisiera saber donde se encontraba este periodista independiente ubicado que pudo detallar lo que escribió, cuando los agentes del orden público tienen acordonada la zona y está limitado el acceso a la zona de peatones y vehículos. ¿Vivirá en el edificio colindante al agromercado?
En el bloggs Baracutey Cubano se dice que “decenas de personas se mantienen concentradas en las calles Infanta y Santa Marta, en La Habana, donde la policía ha establecido un cordón alrededor de la Iglesia Pentecostal Asamblea de Dios, incluyendo francotiradores”. MENTIRA, parece que están viendo muchas películas de acción porque en ninguna de las azoteas de los edificios colindantes al templo está ocupado por militares, por el contrario, hemos visto a vecinos, incluyendo mujeres y niños que aprovechando el privilegio del escenario son testigos excepcionales del momento.
La AFP publicó en un cable noticioso que la policía tomó cartas en el asunto luego que un grupo de parientes de los niños que están con sus padres en el interior del templo, exigieran su salida e incorporación a las actividades cotidianas.
Mientras transcurre el tiempo y los curiosos, soportando el calor, están al tanto de lo que sucede en la zona, un viejo con una carretilla cargada de pomos plásticos vocea “tu pepino de agua fría a cinco pesos” y una negra sexagenaria con bandeja ofertaba sus deliciosos dulces…

No hay comentarios:

Publicar un comentario