lunes, 7 de abril de 2014

EL SILENCIO, LA PEOR OPINIÓN…





















El fanatismo sin dudas ha llevado el espectáculo a momentos extremos. La pelota, deporte nacional, donde todos nos creemos directores del equipo que apoyamos, en los últimos tiempos ha sido escenario de indisciplinas que en su momento fueron criticadas por nuestros medios. En ocasiones éstas no se protagonizan en el terreno, sino en las gradas o en lugares aledaños al estadio. Precisamente hoy leía uno de los comentarios publicados en la Web de Granma del lector que firma como Jover: “…Lejos de esas culpas venenosas achacando las derrotas a contrarios, CNB, VM y todas esas sandeces que dijeron por este foro mis coterráneos villareños, los mismos que en el penúltimo juego entre Mtnzas y VC negaron a los aficionados matanceros el derecho de tomarse un refresco o comerse un pan en los tantos kioscos de cuentapropistas, en mi presencia le negaron a una pareja comprar un bocadito diciendo que no se le vendía a los matanceros de VM32, eso fue el colmo del fanatismo, perder dinero por un capricho vil, le compré yo los bocaditos a esa pareja y les pedí disculpas en nombre de toda VC, he asistido a varios juegos al V de Girón, el trato siempre ha sido excelente y educado por parte del público matancero sin importar el resultado del desafío, qué diferencia con lo que ha dejado ver mi pueblo tanto en el estadio como por estas páginas, mucho más el espectáculo tan denigrante en que se convirtió el final de ese mismo penúltimo juego, mis más sentidas disculpas a los matanceros por todas estas atrocidades, no todos los villaclareños somos tan absurdos, obtusos y faltos de lógica como los que han despotricado de ustedes y han cometido actos violentos. Una vez más, los villareños justos y decentes les desean que se cumplan sus sueños…” Es la primera disculpa pública que leo, pero muchos se preguntarán ¿por qué? He conocido algo respecto a lo sucedido en el penúltimo juego escenificado entre Matanzas y Villa Clara, por los blogs porque no hay dudas que sobre el tema hubo secretismo.
Es una lástima que no se puedan cruzar las fuentes porque la información viene de algunos presentes en el momento y no de alguna autoridad provincial que tomó cartas en el asunto, ni alguien perjudicado como Ramón Pacheco, fotorreportero del periódico Girón de la provincia yumurina.
Lo que si está claro que Pacheco ejerciendo su profesión periodística fue maltratado, su equipo de trabajo sufrió rotura y por sugerencia de alguien, se dice que borró las imágenes del momento.
Como fotoperiodista creo que el Círculo de Fotoreporteros de la UPEC y la presidencia de nuestra organización deben investigar al respecto y exigir una explicación a quién o quiénes deben darla públicamente. El silencio, es la peor opinión.

11 comentarios:

  1. Excelente articulo, felicitaciones por su actitud, los fanatismos son malos en todos los aspectos; políticos, deportes , religiosos, y lleva a la intolerancia, necesitamos en el mundo dialogo, compresión, inclusión ,no a los soberbia, no al ventajismos, no a la humillación, no a la arrogancia y le aseguro que tendremos un mundo mejor y en paz., pero para eso se necesita libertad de pensar, libertad de culto y libertad de expresión, solo así podremos ayudar en esta tarea difícil, el secretismo, la censura son los peores enemigos de la nación y hacen tanto daño como los bombardeos de una guerra.

    ResponderEliminar
  2. Yo espero que no haya silencio esta vez. Los fotorreporteros somos incomodos, nuestro trabajo es dejar constancia grafica. Debemos ganar en respeto pues nuestro trabajo exige presencia fisica en los lugares y no puede ser que en el futuro se decida para evitar problemas, que los graficos no esten. La direccion de la UPEC esta al tanto de lo ocurrido a Pacheco en Villa Clara. Esperemos respuestas.

    ResponderEliminar
  3. lo lei dos veces... que paso por fin ???

    ResponderEliminar
  4. Intento subir una foto pero no puedo. Seguiré...

    ResponderEliminar
  5. Ahí estoy. Soy de Rosario, Argentina. En la foto, disfrutando de la provincia de Córdoba. Trabajo en un diario, La Capital, como reportero gráfico. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Tenemos problemas parecidos en Rosario y en el país en general. Tengo mucho para contar, cuando ustedes quieran envío fotos y comentarios al respecto, Saludos

    ResponderEliminar
  7. Como detesto el silencio complica, me someto al examen de decir un par de cosas. Mucha etica encuentro al decir de "Jover". Sus palabras conmueven y de algun modo son un aliciente ante lo que puede resultar despreciable, me refiero a la actitud tan negativamente tonta y falsa. No se recuerdan de la gloria que dio Victor Mesa a esa provincia y como lo mandaron a "descansar", pero como no es el tema continuo.

    Cualquier accion, sea de parte de quien sea que dane el trabajo que realiza una persona, es censurable. En esencia no se los detalles, pero si la "autoridad" si es que la tiene o tuvo, de quien fuere, se interpone ante el justo trabajo de en este caso el fotoreportero, es censurable, y ademas sancionable. Creo que alguna respuesta deberia llegar a los medios qu pueda "explicar" tales conductas, no hacerlo convertira el SILENCIO en complice de los hechos.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo, por alguna razón eres un "anónimo"?. Preferiría que dieras la cara, con nombre y apellido e ilustrado con una fotografía tuya. Con todo respeto, empecemos por darnos a conocer en este foro de Juvenal Balán, no te parece? Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oiga me llamo Fernando Lopez, puse anonimo porque quise y no me escondo detras de nada; no pongo mi foto porque es un derecho privado. Lo que tenga que decir y sobre lo que deba o no hablar nunca lo he dejado de hacer para nada y si es tan lector como yo o acostumbrado a escribir lo que piensa, busque en cualquier medio de prensa en nuestro pais.

      Eliminar
  9. Evidentemente no resulta casual lo sucedido a Pacheco en Villa Clara. Ya me doy cuenta que es uso y costumbre de allí. Y lamentablemente los fotorreporteros parece que somos un blanco habitual. Súmenle a lo de Pacheco estos hechos. Hace unos años le poncharon la moto a Ismael Francisco en el Sandino. Y el pasado año en los Play Off entre Cienfuegos y Villa Clara los maltratos a la afición cienfueguera fueron muchos. Desde demorarles la entrada al estadio y luego impedirles el acceso libre a determinadas zonas del estadio hasta llegar las autoridades policiales a emprenderla con la conga. Pero incluso a nosotros, que íbamos como prensa acreditada, no nos trataron muy bien que digamos. En mi caso en particular, que como fotorreportero me muevo por diferentes zonas del estadio varias veces recibí malas contestas, no digamos del publico (pues de ellos nunca recibí un maltrato) si no mas bien de aquellos trabajadores que están allí entre otras tantas cosas para atender a aquellos que vamos en cumplimiento de nuestro trabajo. Y para colmo de males, durante el último juego que se celebró en Villa Clara (el de la famosa jugada en Tercera que desató la ira de Iday Abreu) al retirarnos hacia Cienfuegos, al pasar por Ranchuelos en un van del INDER ocurrió lo impensable. Ante la impasible mirada de un auto de la PNR nuestro transporte fue acorralado por la gente, que golpeaban los laterales y zarandeaban el van. Nos insultaban, gritaban y la policía ahí, como si nada pasara. En el van iba el director del INDER de Cienfuegos, su esposa, otros directivos de la provincia, dos periodistas mujeres, mi esposa y yo. El ocultar hechos como esos el lugar de ser beneficioso creo que nos perjudica mas pues al final son cosas que todos debemos luchar por erradicar.

    ResponderEliminar
  10. Juvenal, mis respetos... Yo escuché el testimonio completico de Ramón Pacheco, y sí hubo maltrato... se equivocaron con "el de la cámara". Hay muchos testigos... No respetaron su credencial de prensa... lo llevaron hasta la estación de policía... El cargabates del equipo Matanzas me dijo el otro día que él vio casi volar a Pacheco cuando lo levantaron en peso y que si había que declarar algo él lo hacía. Pero además, ahí estaba la presidenta del gobierno en Matanzas, Tania León Silveira. Que después, cuando el Partido intercedió por Pacheco le dieron el mejor tratamiento, es verdad, que los colegas de Vanguardia le ayudaron a arreglar la cámara, también es verdad. Pero de que lo maltrataron, los maltrataron... Gracias por compartir esto en tu blog... El Pache se sintió muy mal...

    ResponderEliminar