lunes, 28 de abril de 2014

Ancestros

























Por estos días,  la Atenas de Cuba, se ha convertido en la sede principal de la fiesta de los títeres a nivel internacional. Muchas han sido las actividades teóricas y los espectáculos que han despertado el interés de chicos y grandes.
Nunca he participado en un evento de tal índole, pero ello me trajo a la mente unas fotos, tiradas hace cerca de seis años, en un escenario rústico, cerca de la piscina del hotel Acuazul, en Varadero, provincia de Matanzas.
Recuerdo que el grupo formaba parte del espectáculo que se presentaba a los huéspedes y la obra tenía como nombre Ancestro.
La luz era muy baja, precisamente para lograr, con el fondo de tela negra, un mayor impacto de la actuación de los personajes. Era todo un reto congelar la realidad con la luz ambiente. Con el uso del flash resultarían unas imágenes muy planas.
Al no contar en ese momento con un trípode, no quedó otro remedio que aceptar el reto, tratar de aguantar respiración y de alguna manera buscar la mayor estabilidad posible, inventando puntos de apoyo.
Al principio no estaba muy seguro de lograr algo que mereciera la pena, aunque el movimiento en la foto, en ocasiones, contribuye a la plasticidad de las mismas. Después de visualizar los cientos de fotogramas que descargué en la computadora, traté de sintetizar la historia presentada en más de una hora de espectáculo.
Han pasado los años y ahora es que me decido a contar la historia de nuestros ancestros, interpretando la realidad escenificada por ese grupo matancero, el cual me dejó un buen sabor por su actuación y lo que pude lograr de la misma. Reina lo místico.



















































































































1 comentario: