miércoles, 3 de octubre de 2012

ETERNAMENTE CHE


La fuerte lluvia, en las adoquinadas calles de La Habana Vieja, no fue impedimento para que un sin número de mujeres y hombres de diferentes generaciones, poblaran los pasillos del Hostal Villanueva, lugar donde se inauguró la exposición fotográfica colectiva Eternamente Che, con la curadoría de Roberto Chile. Fue la primera para homenajear al hombre que dedicó la vida por la causa de los desposeídos. La fotografía inició, y en pocos días le sucederán otras dos, en la casa del ALBA y en el Memorial José Martí. Los artistas del lente, el pincel y la creyola  rinden tributo al Guerrillero Heroico. En la inauguración, fuertes palmadas de los presentes para Liborio, como digno homenaje a quien tuvo la oportunidad de inmortalizar al Che en sus cotidianas jornadas de trabajo voluntario y el destino le impidió estar presente. Imágenes de todas épocas. Las épicas y actuales. Perfecto Romero el combatiente-fotógrafo con la imagen del guerrillero en la campaña de Las Villas; Rubiera el meteorólogo con la cotidianidad de  las calles habaneras y el rostro del argentino pintado en una gran pared con lemas alegóricos y un niño que irrumpe en el encuadre; así como Roque, la estudiante de tercer año de periodismo, quien no acaba de sorprenderse por tener una foto de un joven sentado en lo que fue un embarcadero con una camiseta del Che; por solo citar tres ejemplos. Los fotógrafos cubanos siguen inmortalizando al comandante-fotógrafo en su andar por la vida, no hay dudas, esta exposición así lo demuestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario