miércoles, 22 de agosto de 2012

VOCES CON ROSTRO


Moncada y su caballo ligero ganó la sintonía de varias generaciones de cubanos. La imagen de la cubana pegada a la batea con el bulto de ropa o en la tabla de planchar, pero con un radio al lado escuchando la novela de las 2 de la tarde, era cotidiana hasta en los barrios más pobres, si en esos donde los sueños alimentaban la esperanza a diario. Casi siempre en la sala de la casa, un lugar privilegiado lo tenía el radio, escoltado por uno o dos sillones. No abundaban los televisores como ahora y a las cinco de la tarde los más chicos y hasta los adultos se agrupaban para dejarse atrapar por Sandokan o Guyen Sum el guerrillero, quien con el arco y la flecha derribaba un helicóptero cargado de yanquis invasores en las selvas vietnamitas. Y qué decir del programa de Lucho Gatica, Los Cinco Latinos y Nocturno. Voces sin rostros que nos mantenían pegaditos a la radio. Estas líneas van para quienes desde hace mucho tiempo han dedicado su vida o parte de ella a esa magia de envolvernos con la voz, pero quiero poner rostro. Juan Emilio Friguls quien con un porte y aspecto impecable, siempre de traje o guayabera de hilo, fue un maestro de la profesión, el único periodista cubano que ha entrevistado a dos Papas, siempre con su agenda bajo el brazo y sin  escatimar diálogo con los colegas era un libro abierto de historia patria y de oficio. Juan Bacallao Padrón quien con su pluma fuente con baño de oro, obsequio del padre por su graduación, tomó disímiles notas que se transformaron en noticias hasta su caída en combate en tierras africanas. Belkis Joglar Kairus  con sus documentales radiales y su andar zombi de quien trabaja la madrugada. Alberto Gutiérrez Walón, el güinero, mi amigo de las buenas y las malas quien ha tenido la virtud de incursionar en todos los medios, impreso, radio, TV y ahora, como si fuera poco, incursiona en la Agencia de Información Nacional. En Radio Güines dejó una obra que lo marcó, por que la radio en la base es una academia de altos kilates. Ana Teresa Vadía con su maestría a la hora de reportar lo mismo un evento internacional de cualquier parte del mundo, así como seguir el ámbito noticioso a través de Internet para la Mesa Redonda de la TV y ahora difundir por las tierras bolivarianas sus experiencias. Angélica Paredes llenando todos los espacios informativos de la radio cubana en coberturas desde el exterior y ahora en la primera línea de Radio Rebelde. Isidro Fardales dando pedal en su bicicleta de carrera, por las acalles de la ciudad,  para llegar hasta Radio Habana Cuba, con sus micrófonos direccionales en la pequeña grabadora, editando sonido en la laptop y transmitiendo la noticia en español o francés. Pedro Martínez Pirez, pegado a la escalerilla del avión en el aeropuerto de Argelia para reportar la llegada de Fidel o impartiendo clases en la universidad de Luanda en Angola. Orlando Castellanos con sus magistrales entrevistas radiales. Orlando Contreras con sus oportunos y contundentes comentarios. La lista sería interminable Fernando Delgado, Yusaima, Demetrio, Xiomara, César, Liliana, los muchos que pasaron por el programa de radio en español en Angola y que decir de quienes fueron acogidos por este medio en el Período Especial y actualmente hacen historia en las distintas emisoras. No niego que mucho disfruté la posibilidad de colaborar con Información Política y después al medio día escuchar mi voz reportando una noticia. La radio cubana tiene rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario