viernes, 18 de mayo de 2012

PERFORMANCE FOTOGRAFICO

Hubo una época que en mi pueblo habían dos fotógrafos, Abela y Calero. El primero simultaneaba el oficio con el de conductor de la ruta 44 Aguacate-Habana y fundamentalmente hacía fotos de bodas, quince y cumpleaños. El segundo se inclinaba mucho más a la foto familiar de glamour, al retrato de estudio en el espacio acondicionado para la ocasión en la propia sala de su casa, colmada de lámparas, alfombras, cortinas, y otros utensilios acorde a la imagen solicitada. Sin pretensión de artista, los dos fotografiaban a todo tipo de personas por un módico precio. Han transcurrido los años y sus fotos en blanco y negro, en papel mate o seda, están bien guardadas en cajas o gavetas de viejos escaparates y sin duda son historia, tanto familiar como social de una época ya vivida. Recuerdo las múltiples tendederas del pasillo de la casa de Abela con múltiples rollos de películas esperando el secado para estar listo para la impresión. En la casa de Calero, el primer choque visual era el estudio subordinando todos sus elementos a la cámara Roleflex  montada en su trípode, así como las cientos de impresiones enjuagándose en una palangana debajo del grifo de agua perenne o encima de la superficie de la cama, protegida por un nylon, esperando eliminar todo vestigio de humedad o sentado en un sillón, en el portal, retocando con el fino pincel el negativo o la ampliación. Al detenerme en estas vivencias infantiles no dejo de pensar en el arte de estos fotógrafos pueblerinos quienes inmortalizaron con sus imágenes a varias generaciones de cubanos. Ya estamos en la época de la fotografía digital y otros son los tiempos. Una foto digital recorre el mundo en breves minutos. Las cámaras modernas tienen acoplado un dispositivo de conexión que nos permite colocar la imagen en tiempo real en el buzón predeterminado. También se puede filmar un video de calidad. La Habana vive la fiebre de los Play-Off de la pelota cubana y de la transformación de la ciudad en un laboratorio de las artes plásticas. Los performance han puesto el punto preciso en las acciones plásticas por doquier y con esta selección de fotos quiero presentar mi propia “obra” basada en mis colegas. ¡Qué dirían Abela y Calero si conocieran que intento hacer mi propio performa!

1 comentario:

  1. No tuve tiempo para leer este articulo,pero me queda pendiente hacerlo me enamore de estas imagenes que hablan por si solas.

    ResponderEliminar