miércoles, 17 de agosto de 2016

Baracoa























Es la hora en que el perro no sigue al amo y busca echarse a la sombra. El sol está que raja las piedras. Las gotas de sudor corren como tsumani por todo el cuerpo. No vale llevar gorra o sombrero. Los rayos ultravioletas castigan la piel. Nada es impedimento para que las calles de la ciudad primada de Baracoa estén súper pobladas de turistas extranjeros y nacionales. La capital del cacao y el chocolate luce sus mejores galas por el 505 aniversario de su fundación. 






 

6 comentarios:

  1. Me encanta Baracoa..!! solo he ido una vez, pero tengo prometido volver...ojala no se convierta en un gueto turístico y pierda su encanto virginal.!!!

    ResponderEliminar
  2. Roberto Garcell. Siempre me ha justado ir a esa bella ciudad a lo mejor proto me llego por allá.

    ResponderEliminar
  3. Una ciudad donde el tiempo parece detenerse. Hace mucho que estuve pero guardo un recuerdo inesborrable. La próxima vez tengo que llegar a la Punta de Maisí! Desde Barcelona (España) deseo a todos los baracoeses a que tengan una pronta recuperación. Por suerte no ha habido que lamentar ninguna muerte. La vida en Cuba es lo primero.

    ResponderEliminar
  4. Para mí es la ciudad más linda de Cuba, la más natural. Hace tiempo también que fuí por primera vez, pero espero que no será la última y cuando sea, me daré todo el tiempo posible para que quede bien impregnada su imagen en mis retinas. espero fervientemente que no la dejen convertir en un gueto turístico y que los visitantes sepan repetar sus tradiciones..

    ResponderEliminar